Todo acerca de la Firma Electrónica Avanzada y su relación con la CURP

La firma electrónica avanzada o conocida actualmente como la e.firma es una firma totalmente digital implementada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Sin embargo, a pesar de que este nuevo y práctico método es implementado por el SAT en realidad es un gran alivio para los mexicanos debido a que puede ser útil en cualquier trámite que se realice en la Administración Pública.

Todo acerca de la Firma Electrónica Avanzada y su relación con la CURP

Seguidamente, es importante destacar que, a pesar de promoverse como una fácil opción para cualquier persona que lo requiere se siguen presentando ciertas dudas que son convenientes aclarar.

¿Qué es la firma electrónica avanzada?

Como su propio nombre lo indica, la firma electrónica avanzada, es una firma que sólo existe en los dispositivos electrónicos y tiene por fin adherirse a los documentos que se requieran firmar de la administración pública digitalmente.

Es decir, solicitudes realizadas en el SAT o cualquier otra página web del Estado requiere que sean firmadas por el solicitante. Y, gracias a esta firma, se ahorrará el imprimir la solicitud para firmarla y luego llevarla a una oficina.

Con la firma electrónica avanzada podrá enviar la solicitud o requisito que usted desee ante cualquier página web como la del SAT de manera fácil y segura.

¿Es confiable la Firma Electrónica Avanzada?

A pesar de ser digital es totalmente segura la firma electrónica debido a que sólo usted la poseerá en un dispositivo USB privado y además de esto es un documento cifrado que está a prueba de cualquier fraude que pueda ocurrir.

Debido a las características de cifrado que posee es muy difícil que su identidad sea violada mediante el hurto o filtración de dicha firma. Simplemente, debe de bridar absoluta protección a su dispositivo USB.

¿Por qué la CURP se encuentra como requisito para la expedición de la e.firma?

Para resguardar aún más la identidad de los mexicanos se implementa como requisito de gran importancia la presentación de la Clave única de Registro de Población para la expedición de la e.firma.

Si bien muchas personas lo ven como un requisito normal para tramitar cualquier documento proveniente de la administración pública, en realidad, en este caso tiene una especial finalidad.

Esto pues, que al tratarse de la firma de una persona se busca resguardar en todo momento su seguridad y también se busca evitar que dicha firma se filtre a las personas incorrectas y, con la CURP es como se logra esto.

Calcular CURP a partir del RFC

La mayoría de los menores de 18 años de edad, desconocen que uno de los instrumentos que se utilizó para la creación de la CURP, fue el Registro Federal de Contribuyentes.

Calcular CURP a partir del RFC

El RFC (como es conocido por todas aquellas personas que deben pagar impuestos) surgió a mediados del siglo pasado como un documento que le permitió al gobierno saber la cifra exacta de individuos que contribuían activamente al PIB.

En contraste, no fue hasta el año de 1996 cuando el primer mandatario de la nación, Ernesto Zedillo Ponce de León, dio a conocer las bases de un nuevo instrumento que ayudaría a validar la identidad de las personas que vivían el territorio mexicano.

A este se le llamó Clave Única de Registro de Población. En un primer momento, las personas pensaron que sería muy difícil memorizar cada uno de sus elementos, ya que eran 18 en total.

Sin embargo, hubo un grupo de gente que de inmediato notó las similitudes existentes entre la CURP y RFC. Ese hecho quedó como una anécdota, al menos hasta principios de la década pasada, puesto que antes de esa época era imposible pensar en que se podría obtener una copia de esa constancia en otro sitio que no fueran los módulos de atención instalados por el RENAPO.

Fue durante el gobierno de Vicente Fox, que la gente tuvo un primer acercamiento a lo que después sería la obtención de CURP por Internet.

No debemos olvidar que, en aquellos años, la conexión a la web se hacía mediante el sistema “dial up”, o sea se usaba un módem telefónico. Esto daba como resultado una paupérrima velocidad de navegación.

Por cierto, la primera página en donde se pudo solicitar la CURP en línea, fue Tramitanet. Los creadores de aquella web se dieron cuenta que, suprimiendo los elementos ornamentales, se daría un mejor servicio a los usuarios.

Fue así como únicamente se colocó el formulario de consulta, un link directo a la sección de preguntas frecuentes y un enlace a la página oficial de Adobe, en caso de que los internautas necesitaran descargar el programa Acrobat Reader para decodificar el fichero en PDF que contenía su información personal.

Aunque parezca mentira, la configuración del sitio permanece prácticamente intacta, a excepción de la inclusión de los nuevos logotipos de la Secretaría de Gobernación.

Para calcular la CURP nueva sin ningún documento adicional, debes escribir en las casillas de la segunda sección del cuestionario. Con tan sólo colocar tu nombre, apellidos, fecha de nacimiento, género al que perteneces y el nombre de la entidad federativa en donde fuiste registrado, el sistema te arrojará un resultado positivo.

Finalmente, responderemos al título de este artículo ¿por qué afirmamos que es posible calcular CURP a partir del RFC? Sencillo, porque las dos claves alfa numéricas comienzan con el mismo acomodo de la primera letra del apellido paterno, la primera vocal de este, la inicial del apellido de nuestra madre y la primera letra del nombre de pila.

De igual forma, el acomodo de la fecha es exactamente igual en el RFC y CURP.

¿Por qué las autoridades promueven la tramitación del RFC?

¿Por qué las autoridades promueven la tramitación del RFC?

Año tras año, las autoridades mexicanas promueven, a través de diferentes plataformas comunicacionales, la tramitación del Registro Federal de Contribuyentes por parte de los ciudadanos. Y es el que RFC, como se le conoce popularmente gracias a sus siglas, es el principal mecanismos para que los entes gubernamentales competentes puedan velar por el fiel cumplimiento de las responsabilidades fiscales, es decir, de los pagos de determinadas cantidades de dinero correspondientes a los impuestos.

México, un país con una impresionante densidad poblacional, necesita de los impuestos para mantener sus tradicionales parámetros económicos, que no siempre resultan placenteros de la sociedad. Y es que, nada más o nada menos, de los ingresos fiscales depende más del cincuenta por ciento del presupuesto anual de la nación, la décimo segunda más habitada del planeta al contar con 127.6 millones de habitantes dentro de sus fronteras, según el último censo oficiales, realizado en los meses finales del año 2016.

Mecanismo de control

Dicho esto, básicamente, gracias al Registro Federal de Contribuyentes las autoridades mexicanas pueden tener, a ciencia cierta, un panorama de quiénes tienes responsabilidades fiscales en el plazo inmediato y quiénes podrían tenerlas en un futuro cercano. La idea, claro está, es limitar a un margen casi ínfimo la evasión de impuestos, aunque para esto también habría que acabar con clandestinas asociaciones entre diferentes actores, tanto gubernamentales como privados, que no son más que mera corrupción.

Como en la gran mayoría de las naciones, el sistema para definir los montos de impuestos para los ciudadanos no es lineal. Es decir, cada persona debe asumir responsabilidades fiscales que vayan a concordancia con su nivel de ganancia anual y sus patrimonios. Por supuesto, hay personas que están exentas de estas declaraciones al percibir bajas cantidades de dinero por la actividad económica que desempeñan.

Requisito indispensable

¿Si el RFC me va a exigir pagar mis impuestos por qué me conviene sacarlo? Esa es una de las preguntas frecuentes en torno a este indispensable documento. Claro está, se debe realizar para actuar en el marco de las leyes de la nación azteca. Además, el Registro Federal de Contribuyentes es un documento indispensable para crear empresas o trabajar, es decir, sin él no se pueden llevar a cabo actividades económicas de una manera lícita. En pocas palabras, quien no lo posea no está autorizado para recibir dinero como remuneración a una determinada labor o negocio.

Todo sobre el popular RFC mexicano

En México, debido a sus gran densidad poblacional, las autoridades promueven, a través de diferentes plataformas comunicaciones, que sus ciudadanos y residentes legales tramiten diferentes documentos fundamentales para la vida en el país, el décimo segundo más poblado del mundo con 127.6 millones de habitantes según el último censo de carácter oficial, que se efectuó  en los meses finales del año 2016.

Uno de esos documentos indispensables, sobre todo para la estabilidad financiera de la nación, pese a que esto no siempre se alcanza, es el Registro Federal de Contribuyentes, conocido popularmente como el RFC gracias a sus siglas. Este instrumento, básicamente, permite que se reduzca exponencialmente el índice de evasión de impuestos, que históricamente en la nación azteca ha sido alto, a pesar de los diferentes esfuerzos de factores gubernamentales y de la sociedad civil.

Y es que, según estadísticas oficiales, más del 50 por ciento del presupuesto anual de la nación depende de las declaraciones de impuestos. Este índice, por supuesto, ha llegado a ser mucho mayor en determinados años, sobre todos en aquellos en que otras actividades fundamentales, como la exportación de crudo, ha estado por debajo de los niveles tradicionales de un país que, como es harto sabido, tiene repetitivos problemas económicos que han derivado en que más de la mitad de su población viva en condiciones de pobreza.

Totalmente obligatorio

 

De hecho, el Registro Federal de Contribuyentes es un documento de carácter obligatorio para todo aquel que desea realizar actividades económicas dentro del territorio mexicano, incluso si es extranjero. Y es que México, además de caracterizarse por tener una gran diáspora, especialmente en el vecino país Estados Unidos, recibe a millones de migrantes de diferentes partes del mundo cada año, sobre todo en localidades que suelen estar por encima de los promedios de la nación en porcentajes de bienestar sociales, como la ciudad de Guadalajara, por ejemplo, en el estado de Jalisco.

En la imponente capital Ciudad de México, uno de los centros urbanos más poblados del planeta con unos 20 millones de habitantes, también hay mucha inversión de actores extranjeros que, además de contar con un determinado tipo de visado, han de tramitar e imprimir su RFC con homoclave.

Incluso, el RFC puede ser tramitado por todas aquellos menores de edad, pero mayores de 16 años, que realicen actividades económicas, al menos, durante más de un mes continuos. Este grupo, claro está, no tiene responsabilidades fiscales, aunque son considerados potenciales contribuyentes.

¿Qué organismo es el responsable del RFC?

Para las autoridades mexicanas, el Registro Federal de Contribuyentes, conocido popularmente como el RFC gracias a sus siglas, es uno de los documentos fundamentales para el bienestar financiero de la nación, ya que permite tener un fiel archivo de quienes cumplen con los parámetros tradicionales para ser considerados en los periodos de declaración de impuestos, una fuente de ingresos importante para la gigantesca nación del norte de América.

El servicio de Administración Tributaria de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público es el organismo que tiene la importante responsabilidad de velar porque todos los ciudadanos que realizan actividades económicas dentro del territorio mexicano hayan tramitado con anterioridad el RFC. De esta manera, básicamente, se reduce de manera exponencial el índice de evasión de impuestos, un flagelo doloroso para toda nación, ya que reduce su presupuesto anual.

Este organismo, además, es encargado de realizar los estudios económicos pertinentes a cada uno de los tenedores de Registro Federal de Contribuyentes. A partir de allí establece quienes cumplen con los parámetros preestablecidos declarar y quiénes no. Aquellos que quedan exentos de responsabilidades fiscales, son considerados potenciales declarantes en el futuro cercano.

¿Cómo se tramita?

El Registro Federal de Contribuyentes, básicamente, puede tramitarse de dos maneras: De forma presencial o a través de la Internet. En ambos casos, el proceso suele ser bastante rápido, aunque esto depende de la dependencia del servicio de Administración Tributaria de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público en que se ejecute la solicitud, ya que algunas son mucho más concurridas que otras.

Por la Internet, en cambio, la rapidez la determinará la calidad de la conexión. En este mecanismo, esencialmente, debes llenar un formulario con todos tus datos para que el sistema emita el RFC, que debe ser reconocido por las diferentes autoridades a lo largo y ancho del territorio de México, el 12do país más poblado del mundo con 127.6 millones de habitantes según el último censo e carácter oficial, realizado a finales del año 2016.

Los requisitos para tramitar el Registro Federal de Contribuyentes, lógicamente, varían dependiendo del estatus del solicitante. Y es que este documento no es exclusivo para aquellas personas que nacieron dentro de las fronteras de México. También lo pueden tramitar extranjeros con residencia definitiva o visados especiales y, por supuesto, aquellos que optaron, de manera positiva, por la naturalización. Esto, básicamente, determina los tipos de recaudos a consignar.

Como obtener tu CURP de forma rápida

La CURP es un instrumento de identificación unipersonal que se le entrega a los individuos que pueden comprobar que ostentan un domicilio físico dentro de las fronteras de la República Mexicana. Éste documento lo deben tramitar los extranjeros que viven legalmente en el país y todos aquellos que cuenten con la nacionalidad mexicana.

Como obtener tu CURP de forma rápida

Por supuesto, debemos darnos el tiempo suficiente como para mencionar a los mexicanos que viven en otras partes del orbe. En este caso, lo que deben hacer es acercarse lo antes posible a la oficina consular más cercana a su domicilio para que los funcionarios puedan iniciar la función de “calcular tu CURP”, para que se los entreguen lo antes posible, puesto que con las nuevas leyes migratorias es muy probable que lo utilices al momento de regresar a este país, ya sea de manera definitiva o bien en periodo vacacional.

Una de las normas del Poder Ejecutivo Federal en relación a este documento, es que la CURP gratis debe mantenerse como una condición perenne, ya que con esta constancia de identificación es mucho más fácil identificar a los ciudadanos, que haciéndolo por medio de otros mecanismos como podría ser la consulta de una copia certificada del acta de nacimiento.

Una de las maneras más rápidas para encontrar el módulo de atención ciudadana en donde podrás tramitar tu CURP, consiste en entrar a la página de la Secretaría de Gobernación y visitar la sección del mapa interactivo. Se trata de un documento PDF en donde se agregan todas las direcciones de estos centros, acomodados por entidad federativa.

No obstante, hay personas que me han comentado que los módulos CURP quedan muy alejados de sus domicilios. A ellos les tenemos una magnífica noticia y es que, desde hace varios años, los gobiernos locales se han unido de tal manera que es posible llevar a cabo la inscripción a la CURP, desde varias instituciones de orden público. Al personal que labora en estas oficinas, se le ha dado una capacitación extensa, para que ofrezcan un excelente servicio, en muy poco tiempo.

El primer sitio que puedes visitar, es la oficina del Registro Civil que quede más cercana a tu domicilio (ya sabes, es aquel en donde puedes sacar una copia certificada de tu acta de nacimiento).

Del mismo modo, podrás hacerlo en los edificios de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (conocido por algunos simplemente con el nombre de Afore). Para los lectores jóvenes, les queremos mencionar que, a partir del año 2000, es decir, al inicio del nuevo milenio, comenzó a operar en México una nueva modalidad de búsqueda de CURP, a la cual se le conoció como “inscripción progresiva”. O sea, en donde dicha clave alfa numérica es generada de forma automática directamente en el sitio en donde trabajan. Así se logra una mayor eficiencia, sobre todo porque se puede llevar un mayor control de las pensiones de los trabajadores.

Para aquellos que viven en la Ciudad de México, el Registro Nacional de Población ha puesto una oficina de atención en cada una de las delegaciones políticas que conforman a la capital (Recuerda que, a partir de este año, a esas demarcaciones también se les denominará como alcaldías). desde luego, el personal que trabaja ahí, tiene el equipo de cómputo necesario para inscribirte y para imprimir la CURP, con el propósito de otorgártela lo antes posible.

Si lo que deseas es tramitar la CURP de un familiar, debes tomar en consideración que sólo es posible cuando son familiares directos (padres, hermanos, hijos). Sin embargo, los únicos que no entran en esta condición y aun así se encuentran facultados para llevarla a cabo, son los cónyuges. Y es que sabemos que hay ocasiones en las que el interesado no puede acudir personalmente a recibir su constancia, ya sea porque tuvo una lesión, una operación entre otras situaciones que pueden presentarse. En cualquiera de los casos, lo que las autoridades harán será solicitar la documentación de la persona que va a ser inscrita en el sistema y papeles que validen el parentesco con la misma.

Jamás debes olvidar que es tu obligación obtener la CURP, ya que, por medio de ella, las autoridades federales pueden saber claramente cuáles son las entidades con mayor población y por ende poner en marcha iniciativas en localidades específicas, que ayuden directamente al bienestar de los ciudadanos.

Si ya te registraste y quieres llevar a cabo una consulta de CURP coloca en el buscador de Internet de tu preferencia “Consultas CURP” y presiona la tecla de Entrar en tu teclado. Segundos más tarde aparecerá una lista de enlaces. Da clic en el primero y espera a que el contenido del sitio sea cargado por completo.

La página en cuestión nos brinda la oportunidad de tener dos formas distintas para realizada la acción de como buscar CURP. La primera y la más rápida, es la que únicamente te solicitará los datos importantes: El código de verificación, que encuentras en la esquina superior derecha de la pantalla y los 18 números y letras que forman a la Clave Única de Registro de Población. Este dato lo puedes localizar en tu credencial para votar con fotografía expedida por el INE.

La segunda manera para la consulta de la CURP gratis es colocando los datos personales que se te solicitan en los cuadros específicos. El último paso será el de oprimir el botón de “Buscar”.

En ese momento, se activará una función en el sistema, que abrirá una ventana emergente en tu navegador predeterminado, mostrándote un resumen de los datos encontrados. Tómate el tiempo necesario para revisarlos detalladamente. Si todo es correcto, da clic en el botón de “Imprimir formato” y espera hasta que se abra una nueva ventana emergente en donde podrás ver tu CURP 2017 listo para imprimir. La mayoría de exploradores de Internet de hoy en día ya cuentan con una extensión capaz de abrir los ficheros en PDF, sin necesidad de tener un software instalado. A pesar de esto, si llegaras a tener algún problema, puedes descargar gratuitamente el programa de Adobe Acrobat en español, desde el sitio de consultas.